Rendición de Cuentas

Captura de pantalla 2016-01-28 a las 9.43.31

rendicion2 rendicion2014

La rendición de cuentas es un proceso sistemático, lo que significa que tiene un método establecido, organizado en fases secuenciales, con una duración definida. También es un proceso deliberado, debido a que se hace de forma intencionada, ya que tiene el propósito de someter a evaluación de la ciudadanía la gestión institucional.

Además es un proceso interactivo, porque permite interrelacionar, mediante herramientas de diálogo, a la ciudadanía y la institución pública. Esta relación es de doble vía, puesto que implica un derecho y a la vez un deber; para las instituciones es una obligación, mientras que para la ciudadanía en general es un derecho acceder a la información generada.

Así mismo es un proceso universal, ya que es de interés de la ciudadanía en general, conocer las acciones u omisiones generadas por parte de las instituciones y en el que todas y todos tienen el derecho a participar.

Con la finalidad de asegurar la participación ciudadana en el proceso de rendición de cuentas, el Conejo de Participación Ciudadana y Control Social –CPCCS, ha incorporado en la Guía Especializada de Rendición de Cuentas el establecimiento de distintos plazos a cada función y sector del Estado.

La Dirección Nacional de Fomento y Control de la Transparencia de la Secretaría Técnica de Transparencia de Gestión de la SNAP, realizará un monitoreo a cada una de las fases de rendición de cuentas, con el propósito de constatar el cumplimiento de lo establecido en la Guía Especializada de Rendición de Cuentas para las Instituciones y Entidades de la Función Ejecutiva, y del Instructivo de Aplicación Complementaria a la Guía Especializada para garantizar la efectiva participación ciudadana.